Translate

domingo, 18 de junio de 2017

Constituyentes de la afronegritud



Se ha venido explicando que el sector afro (negro, moreno, afro, mestizo, como recogió el Censo 2011), no fue considerado en las bases comiciales debido a que no hay un registro nacional.

En realidad si lo hubiere, nos encontraríamos que un 55 % de la población estaría en ese mega registro.

Todos los sectores propuestos de seguro tienen mayoría afro: trabajadores y comunas (abrumadoramente), estudiantes (exponencialmente), pensionados (al igual que los trabajadores), lo mismo con los discapacitados; y también tienen una importante presencia en los empresarios.  La africanidad es mayoría en Venezuela.

En nuestro país hay movimientos organizados que vienen llamando la atención sobre las comunidades donde casi la totalidad de la población es esencialmente afro. Esas comunidades están localizadas principalmente en los estados costeros de Venezuela y en Guárico. Los movimientos y sus actores políticos actúan en el Congreso de la Patria Afrodescendientes, de los cuales varias personas cumplieron con los requisitos y firmas para postularse a constituyentes.

De seguro, en todos los sectores, menos en el indígena, habrá candidatos afros (negros, moreno, mestizo), pero son los que proceden de los movimientos organizados quienes pueden, con toda propiedad teórica y vivencial, fomentar en la próxima Asamblea Nacional Constituyente los grandes temas del primer sector del país para que sean incluidos en la Constitución Nacional

Candidatos y candidatas afro

Varios son los luchadores sociales afro que han puesto su nombre y su tiempo para la tarea de reforzar la Revolución Bolivariana. En los Estados están en el Municipio Ortiz (Guárico) Uvel Bolívar, Roraima Gutiérrez en Mariara (Carabobo), Gabriel López, Municipio Veroes, Yaracuy; Enrique Arrieta y Jorman Valera, Ocumare (Aragua); Alexis Machado (Caracas); Modesto Ruíz, Municipio Andrés Belo en Miranda;  Nora Delgado por el Municipio Acevedo en Miranda

En los sectores el movimiento afro alcanzó colocar los nombres de varios compatriotas que apuestan a llevar las propuestas más sustantivas en esos aspectos en la próxima Asamblea Nacional Constituyente entre ellos Noel Márquez, Xiomara Paiva,  Casimira Monasterio. Igualmente, una gran mujer afro y un reconocido cimarrón también entran en esta histórica cita, María León y Aristóbulo Izturis.


Voces activas para el importante momento nacional que signará a la Patria de Bolívar.

jueves, 8 de junio de 2017

Todo el poder para el Pueblo



La respuesta salomónica a la pregunta sobre la incorporación del Poder Popular en la Constitución Nacional es por lo general que es "transversal" a todo.

Pero eso diluye la necesidad de darle cuerpo institucional a este poder. Y el verdadero poder ciudadano, que no está realmente incluido en el actual Poder Ciudadano debe ser algo más tangible, menos poético y discursivo. Con verdadera fuerza telúrica  como para dinamizar todo lo que haya que dinamizar, pero a su vez con organismos que le den la necesaria operatividad en todos los campos de la vida humana y del País.

"Lo transversal a" se usa con muy buena intención en la creencia de que el tópico es tan importante que está presente en todas las instancias y por tanto debe ser considerado en toda decisión. Así se han creado por ejemplo “oficinas de enlace” en los ministerios que sin embargo adolecen de los recursos logísticos y poder de decisión como para encausar y resolver. En los organigramas el mayor rango de estos entes es de director de línea, y a veces de coordinación. En caso más allá son las Comisiones o Consejos presidenciales lo cual los circunscribe al poder ejecutivo. En Venezuela el poder ejecutivo desde 1999, ha dado importantes avances en lo de transversal e institucionalizar, no así los otros poderes públicos.

El peligro estriba en que a veces lo evidente pasa a un segundo plano sino tiene una instancia o institución referente que de coherencia sustantiva, normativa y explicativa al tópico, en este caso al Poder Popular.

Un poder constitucional sin expresión institucional carece del músculo necesaria para su accionar. El Constituyente de 1999 convirtió lo electoral en un Poder con sus instituciones como el Consejo Nacional Electoral, la Junta Nacional Electoral entre otras  que le dan fortalezas.

Un poder popular, entonces debe tener estas expresiones de organización que den al pueblo mayor poder que el adquirido hasta ahora.
Lo transversal solo sería funcionar si esa condición se manifiesta con organismos explícitos en cada una de las instancias de los Poderes Públicos.  


 Digamos para no ser exagerados “Todo el poder para el Pueblo”

lunes, 29 de mayo de 2017

¿Qué le falta al Poder Ciudadano?



Al  Poder Ciudadano de la República Bolivariana de Venezuela es indudable que le falta una ciudadanía con poder.

De acuerdo con la historia el Poder Ciudadano en Venezuela recoge la propuesta de Simón Bolívar de un Poder Moral destinado a la formación de la ciudadanía y a garantizar que a los cargos públicos solo accedieran personas probas o en caso de que se colearan, este poder los separaría y sancionaría.
Bolívar, gran lector, perfeccionaba así la figura del censor del derecho romano. No obstante el Congreso Constituyente de 1819, rechazó la iniciativa del Libertador, que la había sintetizado en la frase célebre de “Moral y Luces Son Nuestras Primeras Necesidades”. Primero la moral, dado que estaba claro Bolívar que el “Talento sin probidad es un azote”.

El Constituyente de 1999, basa el Poder Ciudadano en la reflexión bolivariana, y lo conforma con dos instancias ya existentes, El Ministerio Público (fiscalía) y la Contraloría General de la República a la que suma una tercera existente en varias naciones, el Defensor del Pueblo.

Cada una de estas figuras cumple en una función en línea a garantizar la ética de funcionarios, funcionarias y de la ciudadanía en general. Y en líneas generales sus acciones están muy ligadas o se complementan con el Poder Judicial.

Hasta allí todo bien. Pero la dinámica creada por la propia Constitución de 1999 y el devenir de los últimos años muestra una población dinámica y cada vez con mayor participación. El poder ejecutivo procuró visualizar esto agregando a los ministerios una vinculación semántica de pertenencia al Poder Popular (ministerio del poder popular). No obstante, constitucionalmente no existe tal Poder Popular.

La tendencia natural en Venezuela es la consolidación de las comunas, y expresiones de organización de la ciudadanía por lo que parece perentorio que el Constituyente que se elegirá próximamente  busque la manera de darle un rango constitucional explícito.

Una formula podría ser un debate sobre la composición del Poder Ciudadano que incluya una instancia que lo amplié y saque de la visión estrictamente penal y jurídica que tiene.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Régimen y dictadura

Si tienes la mayor cantidad de medios de comunicación que te reproducen tu eslogan puedes hacer todo el bulling o chalequeo que desees contra el gobierno.
Antes, usaban la palabra "Régimen". Un errado sinónimo de lo que pretendían hacer ver. De manera forma ignorante confundían régimen con dictadura.
Tal vez al final uno de sus jefes les digo "estamos metiendo la pata". Régimen es igual a sistema, a normas, a reglamentos, "no sigamos dando la cómica".
Ahora viene con lo de dictadura. Lo dicen a coro, se toman fotos con las fuerzas de seguridad. Quieren hacer ver que el único país del mundo donde hay fuerzas de contención es en Venezuela. Ocultan que aquí no se usan ni armas de fuegos ni de perdigones desde 1998, y solo la usaron en 2002 la golpista Policía Metropolitana de Peña; mientras que los mercenarios que paga la MUD usan todo tipo de elementos incendiarios con la complicidad de un sistema de medios internacionales ocultan al mundo la verdad.
Un gobierno electo con todas las garantías, con audición del 100 % de los votos no es dictadura por más que no les guste a los que prefieren una democracia burguesa.
Dictadura en Brasil donde una trampa confesada por sus ejecutores sacó del gobierno a la presidenta electa por casi el 60 % de la población. Muy sospechoso (¿Ilegítimos?) los gobiernos surgidos tras los golpes de estado parlamentarios en Honduras y Paraguay.
Paradójico los gobiernos que por un sistema de segundo grado en EEUU resultan presidentes los que no tienen la mayoría electoral y luego pueden nombrar a dedos a los magistrados de la corte suprema y a todos los jueces y al fiscal general. Allá no hay Defensor del Pueblo.
Curioso países en Europa gobernados por monarquías que llevan siglos amasando fortunas bajo el amparo de "sistemas parlamentarios de súbditos".
Dictaduras de la Franco en España, las de los militares en Uruguay, Chile, Paraguay y Argentina. En Chile, muchas leyes son aún del cruento Pinochet.
Hay democracias representativas, en donde la abstención cada vez más hace dudar de quien está eligiendo o más bien seleccionando entre dos opciones sin antagonismo que sumergen a sus pueblos en desesperanza o la apagan a balazos. Véase México, Colombia, Perú.